¿ REESTRUCTURACIÓN COGNITIVA?

Algunos terapeutas que se autodenominan “cognitivos-puros” aplican la Discusión Cognitiva únicamente de manera verbal. De este modo, las sesiones se conforman predominantemente por pláticas espontáneas durante las cuales los terapeutas van implementando los pasos de la técnica mediante una conversación informal. Opuestamente, quienes hacemos Terapia Cognitivo Conductual solemos amalgamar la Discusión Cognitiva con procedimientos de raigambre conductual. Ello otorga más sistematicidad a las técnicas y redunda en un aumento de su efectividad.

 

La Reestructuración Cognitiva constituye sin duda uno de los pilares del trabajo del terapeuta cognitivo conductual en la actualidad. Hace ya más de 30 años que los aportes realizados desde las Terapias Racionales, principalmente los modelos de Albert Ellis y Aaron Beck, se han integrado perfectamente bien con las tradiciones conductuales como la Terapia del Comportamiento o el Análisis Conductual Aplicado. Hoy el modelo puede llamarse sin lugar a dudas Cognitivo y Conductual, resaltando el aporte de ambas líneas de investigación y aplicación. Y este grado de integración no es sólo teórico sino también práctico a la hora de trabajar con los pacientes. En efecto, tanto por su contenido como por su forma, la Discusión Cognitiva constituye un claro ejemplo de cómo los procedimientos de origen cognitivo se entrelazan fuertemente con los conductuales. Particularmente, el comportamiento de  diarios, se destaca como un ejercicio bisagra entre ambas tradiciones.

 

La detección de las interpretaciones distorsionadas

Tal como sabemos, el primer paso de una Discusión Cognitiva bien llevada es la detección de los pensamientos automáticos. Por tal motivo, al iniciar con el procedimiento, le enseñamos a los pacientes las características de los pensamientos automáticos, buscamos ejemplos de su vida cotidiana y típicamente asignamos una tarea: pedimos al paciente que anoteejemplos de pensamientos automáticos que se producen en su ambiente cotidiano. A tal efecto, el terapeuta le da al paciente un registro con algunas columnas que como mínimo incluyen situación, pensamiento y emoción. El registrar en ese formulario, un autorregistro, es una conducta motora.

El acto de tomar nota en categorías prediseñadas ayuda a los paciente a formar de modo práctico las primeras nociones del modelo cognitivo, vale decir, les enseña que lo que piensan influye en las emociones que experimentan. Más allá de cuánto se vean influidos por las situaciones, el pensamiento casi siempre ejercerá un rol modulador sobre las emociones. Para llegar a esto, no sólo acudimos a la Psicoeducación, sino que nos apoyamos en una conducta, escribir el pensamiento. A su vez, la acción de escribir será la resultante de la autoobservación.

¿Y qué es la autoobservación? Pues se trata de otro comportamiento, es justamente una conducta que da cuenta de otras conductas. Como el terapeuta le da al paciente pautas acerca de cómo, cuándo y qué registrar, la autoobservación se transforma en sistemática, tanto así que muchas veces permite la comparación intrasujeto a largo plazo y sirve como una medida de la evolución del tratamiento.

El acto de registrar las cogniciones tiene por sí mismo efectos terapéuticos favorables. Frecuentemente los pacientes afirman que el ver su propio pensamiento escrito les ayuda a darse cuenta de que el mismo no es correcto. Este fenómeno, denominado descentramiento, consiste en un proceso por el cual el paciente toma distancia de sus propias ideas, comienza a percibirlas como lo que son, posibles interpretaciones y no como realidades confirmadas.

La discusión de las interpretaciones distorsionadas

Una vez que el paciente se ha entrenado en la detección de sus pensamientos automáticos y ha comprendido la lógica del modelo cognitivo, el segundo gran paso es la discusión cognitiva propiamente dicha. La misma consiste típicamente en un cuestionamiento de base socrática orientado a que el paciente ponga en tela de juicio sus interpretaciones.

Al igual que en la fase anterior, esta etapa también contiene muchos aspectos conductuales de crítica importancia. En el ámbito del consultorio el terapeuta enseña las bases de la discusión utilizando lápiz y papel, típicamente va guiando al paciente para que anote sus pensamientos automáticos así como la discusión de los mismos y las respuestas racionales resultantes. Luego de este entrenamiento, el terapeuta usualmente le asigna al paciente la tarea de realizar estas discusiones por fuera del consultorio, en los ambientes naturales donde se presenten los pensamientos automáticos. Al igual que siempre, la tarea debe ser efectuada por escrito. El acto de anotar nuevamente va guiado por un formulario con categorías preestablecidas que responden a las necesidades del momento de la terapia y a la naturaleza del problema del paciente.

 

PSICOSALUD BENIDORM

Así, lo que pedimos que anote por ejemplo, un paciente que padece Trastorno de Pánico suele tener diferencias con lo que le pedimos a un paciente que padece Trastorno Obsesivo Compulsivo. Si bien la técnica madre es la misma, ella admite variaciones de acuerdo al diagnóstico y al caso por caso. Al igual que antes, remarcamos que escribir es una conducta, la cual al ser efectuada de modo pautado ayuda en la generación del aprendizaje de la técnica y colabora con el resultado final de internalizar las respuestas racionales.

Las ventajas de escribir durante la aplicación de la reestructuración cognitiva

El escribir durante la reestructuración cognitiva debe ser visto como un paso ineludible por varios motivos. En primer lugar, porque ello aumenta la manipulación de la información en la memoria de trabajo, facilitando así su traspaso a la memoria de largo plazo y la consolidación final del aprendizaje. Se trata de una situación comparable al estudio de un texto. El realizar un resumen, un cuadro sinóptico, una lista de palabras clave constituyen en sí mismos instancias en el aprendizaje. El resumen del texto muchas veces no es para ser leído, sino que el mismo acto de sintetizar por escrito las ideas importantes es lo que ayuda a fijarlas.

Por otra parte, las mismas categorías contenidas en los autorregistros con los cuales conducimos la Discusión Cognitiva ejercen un efecto terapéutico. Cualquier aprendizaje va a acompañado de la generación de categorías nuevas que servirá para agrupar y ordenar la información que recabamos. En este caso, la información proviene en gran medida de los propios pensamientos del paciente, pero también de los ejemplos cotidianos de su vida que nos darán la materia prima para realizar las discusiones. Al realizar las discusiones por escrito, guiadas por autorregistros con categorías preestablecidas, el paciente no sólo organiza la información de otra forma sino que “recalibra” su función atencional.

En otras palabras, las categorías de los autorregistros son paulatinamente internalizadas a la par que el paciente aprende a tomar en cuenta los datos que contradicen sus interpretaciones automáticas patológicas y negativas. Está ampliamente documentado el hecho de que las personas con patologías psicológicas poseen fuertes sesgos cognitivos que preferencian la información negativa por sobre la positiva o neutral. Pues bien, el uso de autorregistros con categorías prediseñadas para la discusión ayuda a contradecir la operación de estos sesgos al pedir al paciente que oriente su atención justamente en sentido opuesto. Este objetivo es mucho más difícil de lograr si sólo efectuamos la discusión cognitiva de manera verbal, las categorías de análisis nuevas que pretendemos introducir nunca son tan claras como cuando se presentan por escrito.

Otro motivo, no poco importante, para el uso de protocolos escritos en la reestructuración cognitiva es que el disponer de un papel entregado por el terapeuta actúa para el paciente como un estímulo discriminativo que aumenta la probabilidad de que haga las tareas asignadas. Dicho en términos más sencillos, el formulario entregado es un recordatorio que limita la postergación y aumenta el compromiso con los ejercicios propuestos por la terapia.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar que el escribir muchas veces disminuye la rumiación, una de las aristas tan lastimosas de algunos desórdenes psicológicos. Al tratarse de una conducta motora, el escribir puede interferir con el circuito de retroalimentación y autoactivación que mantiene los pensamientos negativos en la consciencia del paciente. Tanto es así que existe una técnica parcialmente basada en este principio: el control del estímulo precedente de la preocupación, la cual se aplica especialmente en el T.A.G. No podemos desarrollarla en este trabajo pero el lector interesado puede consultar el artículo… en la presente revista.

El rol de los experimentos conductuales

Ahora bien, aparte de la conducta de escribir, la Reestructuración Cognitiva contiene otro elemento de tradición innegablemente conductual: los experimentos conductuales. Como ya sabemos, gran parte de la Discusión Cognitiva gira en torno a la búsqueda de evidencias a favor y en contra de las cogniciones del paciente. No obstante, frecuentemente nos encontramos frente al problema de que tales evidencias buscadas simplemente no existen, es decir, no hay datos que validen o invaliden las ideas del paciente. Muy habitualmente, esto sucede en los Trastornos de de Ansiedad debido al fuerte componente de evitación que presentan estos cuadros. Así, por ejemplo, un paciente con Fobia Social puede temer que si le pide a un mozo que le caliente un plato de comida, éste último reaccionará con enojo.

Ante la pregunta de cuál es la evidencia que sustenta tal creencia, el paciente responderá que no la hay pues simplemente nunca ha hecho la conducta mencionada. En este caso, deberíamos procurar generar la situación, el paciente debería ex profeso ir a un restaurante, pedir comida, esperar a que se enfríe para luego solicitar al mozo que se la caliente y así poder observar su respuesta. Lo que el mozo diga y haga constituirá una evidencia a favor o en contra de las interpretaciones del paciente. Es a este tipo de tareas sencillas que llamamos experimentos conductuales, un ingrediente infaltable en la mayoría de los casos donde se aplica Terapia Cognitiva. ¿Qué duda cabe que ellos son un procedimiento conductual integrado a los cognitivos? Esto no nos sorprende, al fin y al cabo, ¿cómo podríamos imaginar una discusión cognitiva basada en evidencias de la vida cotidiana del paciente sin que estas evidencias sean producto de algún comportamiento que el paciente ejecuta?

SI NECESITAS MÁS CONSEJOS, DESDE HTTP://LAPSICOLOGAENCASA.WORDPRESS.COM Y PSICOSALUD BENIDORM PODREMOS COLABORAR EN LA RESOLUCIÓN DE TODAS LAS DUDAS QUE TENGAS EN EL DÍA A DÍA.

 

Advertisements

COMO CONTROLAR LOS CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO DE LOS HIJOS

Como todos los padres y madres han dicho alguna vez en su vida “este niño quiere llamar la atención…” Pero esta expresión lleva asociada una connotación negativa, ya que detrás de todo proceder hay una razón y si el niño llama la atención es porque la necesita. Esto no significa darle todo lo que pide o acceder a sus berrinches.

PSICOSALUD BENIDORM. CONTROL DE LOS CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO DE LOS HIJOS.

En primer lugar es importante saber que no se debe responder al comportamiento inadecuado, dado que el mensaje que estaríamos transmitiendo es: pongo interés en tí cuando gritas o te tiras al suelo, entonces sigue haciéndolo. Hay que responder cuando cesa el berrinche. Mientras tanto podemos retirar al niño del lugar o ignorar su comportamiento.

Todo lo anterior es necesario pensarlo en conjunto con otras variables. Cuando hacen una “escena”, habrá que evaluar si los niños han tenido la dedicación que precisaban. A veces hacemos algunas tareas maratónicas: compras luego del colegio o trabajo y llevamos a los niños con nosotros que precisan descanso o alimentarse, simplemente un rato más tranquilos. Al no contemplar, involuntariamente, sus necesidades ellos lo hacen saber con este proceder.

El comportamiento inapropiado es una señal de su disgusto y que algo no está bien. Otras veces, no saben usar las palabras necesarias para describir como se sienten, o precisan descargar sus pequeñas tensiones cotidianas y no saben verbalizar sus emociones.

Algunos niños cuando están enfadados se comportan de manera que compromete a los padres, crispando a los padres, que los castiga y esas acciones se transforman en una manera de control de las emociones. Inadecuada pero manera al fin ya que aunque sea desfavorablemente lo contiene. Generalmente porque se sienten inseguros o fuera de control, y como resultado ellos toman acciones inapropiadas sobre las cosas que pueden controlar, como poder herir o darle puntapiés a alguien.

Si un niño ha tratado varias veces de comunicarle al adulto lo que necesita, y este no puede “escucharlo” sus necesidades continúan sin cumplirse. Es probable que use una actitud problemática como manera de mandar un mensaje bien fuerte y sonoro.

Si revisamos las situaciones con los pequeños, antes del comportamiento inadecuado, generalmente los niños nos han llamado, pedido o llorado. Pero de alguna forma convocaron nuestro interés previamente.

PSICOSALUD BENIDORM. MANEJO CONDUCTAS NEGATIVAS DE LOS HIJOS

¿Cómo podemos mejorar la relación con los hijos para disminuir estas manifestaciones?

• Cuando piden nuestra atención y no podemos acudir, decirles que lo haremos enseguida y cumplir!! Los niños deben aprender a esperar pero los padres deben ser cumplidores. Hay adultos que “no llegan nunca”: espera… ¡que no ves que estoy ocupado!! Y las expresiones de este tipo se multiplican al infinito. Por eso los niños reclaman de la peor manera.

• Cuando el niño usa una conducta inadecuada, en la medida que sea posible, ignorarlo hasta que cese y recién allí prestar atenderlo.

• Evitar retar, amenazar, castigar ya que estamos favoreciendo que se comunique de esta forma.

• Valorar las formas de atención positiva cuando las usa:- Qué bien que has podido esperar a que termine!! Me da mucha alegría.

• Anticiparnos al enfado buscando cada día, un rato de exclusividad para conversar sobre sus cosas o jugar, aparte de las tareas!

A todos nos gusta recibir atención y precisamos ser escuchados. A nuestros hijos también y podemos enseñarles mejores maneras de obtenerla.

SI NECESITAS MÁS CONSEJOS, DESDE  HTTP://LAPSICOLOGAENCASA.WORDPRESS.COM Y PSICOSALUD BENIDORM  PODREMOS COLABORAR EN LA RESOLUCIÓN DE TODAS LAS DUDAS QUE TENGAS EN EL DÍA A DÍA.

QUE ES EL SÍNDROME DE FALTA DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD

Diagnóstico

Puesto que no existe ninguna prueba que permita determinar la presencia del TDAH, su diagnóstico implica una evaluación completa del niño. Muchos niños y adolescentes diagnosticados de TDAH son evaluados y tratados por médicos de atención primaria, es decir, por pediatras o por médicos de familia. De todos modos, estos últimos remiten a algunos niños a distintos especialistas (psiquiatras, psicólogos o neurólogos), sobre todo en los casos donde el diagnóstico no está del todo claro o cuando sus síntomas se combinan con los de otras afecciones, como el síndrome de Tourette, trastorno del aprendizaje, ansiedad o depresión.

PSICOSALUD BENDIORM. TDAH

Para que un niño pueda ser diagnosticado de TDAH necesita:

  • presentar comportamientos de alguno de los subtipos mencionados antes de cumplir los siete años
  • estos comportamientos deben ser más intensos que en otros niños de la misma edad
  • los comportamientos deben durar un mínimo de seis meses
  • los comportamientos deben ocurrir y afectar negativamente a un mínimo de dos áreas de la vida del niño (el mundo escolar o la guardería, el entorno doméstico y las relaciones sociales)

Los comportamientos del niño tampoco deben estar relacionados con el estrés que se vive en su familia. Los niños que han experimentado un divorcio, una mudanza, una enfermedad, un cambio de escuela u otro cambio importante en su vida pueden empezar súbitamente a portarse mal y/o a mostrarse olvidadizos. Para evitar hacer diagnósticos erróneos, es importante analizar si los factores anteriores pueden haber ejercido algún papel en la aparición de los síntomas.

En primer lugar, el médico llevará a cabo un examen físico de su hijo y tomarse sus antecedentes médicos. A tal efecto, les formulará preguntas sobre sus síntomas, su salud en el pasado y en el momento actual, la salud de los demás miembros de la familia, los medicamentos que toma, así como las alergias que padece y otras cuestiones importantes.

Es posible que el médico también le avalúe la vista y la audición a fin de descartar otras posibles afecciones. Debido a que algunas afecciones emocionales, como el estrés extremo, la depresión y la ansiedad, pueden parecerse al TDAH, lo más probable es que el médico le pida que complete cuestionarios sobre su hijo a fin de descartar estas últimas afecciones.

PSICOSALUD BENIDORM. TDAH

Es posible que el médico le pida información sobre el desarrollo y el comportamiento de su hijo en casa, en el colegio y en sus relaciones sociales. Es probable que también consulte a los adultos que ven a su hijo con regularidad (como los profesores, que suelen ser los primeros en detectar los síntomas del TDAH). También es posible que el médico solicite una evaluación del niño en temas educacionales al psicólogo u orientador escolar del centro de estudios del niño. Es importante que todas las personas implicadas en el proceso sean todo lo sinceras y meticulosas que sea posible en lo que se refiere a los puntos fuertes y débiles del niño.

Causas del TDAH

El TDAH no es el resultado de una educación inadecuada por parte de los padres, de consumir demasiado azúcar ni de las vacunas.

El TDAH tiene una base biológica que todavía no se acaba de entender por completo. Aunque no se ha podido identificar una causa aislada exclusiva, los investigadores están explorando sobre una serie de factores de carácter genético y ambiental. Los estudios han constatado que muchos niños con TDAH tienen un familiar cercano que padece el mismo trastorno.

A pesar de que los expertos no están seguros de que esta sea la causa del trastorno, se ha descubierto que determinadas áreas de cerebro son aproximadamente del 5 al 10% más reducidas en tamaño y actividad en los niños con TDAH. También se han detectado cambios químicos en el cerebro de estos niños.

Las investigaciones también establecen una asociación entre el hecho de que la madre haya fumado durante el embarazo y el posterior desarrollo de un TDAH en el hijo. Entre otros factores de riesgo, se incluyen el parto prematuro, el hecho de que el bebé nazca con un peso muy bajo y las lesiones cerebrales durante el parto.

Algunos estudios han sugerido incluso la existencia de una relación entre excesiva televisión durante la primera etapa de la infancia y los futuros problemas de atención. Los padres deben seguir las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría (AAP), que indican que los niños menores de dos años no deben exponerse en absoluto a pantallas (sea de TV, de video, de ordenador o de videojuegos) y que los niños que tengan a partir de dos años deberían ver un máximo de una a dos horas al día, o menos, de programación televisiva de calidad

PSICOSALUD BENDIORM. TDAH

Síntomas

El TDAH antes se conocía como trastorno por déficit de atención(o TDA). En 1994, se le adjudicó un nuevo nombre y se dividió en tres categorías o subtipos, cada una asociada a un patrón de comportamiento característico:

1. De tipo inatento, entre cuyos signos se incluyen los siguientes:

  • incapacidad para prestar atención a los detalles o tendencia a cometer errores en los trabajos escolares u otras actividades por simple descuido
  • dificultad para mantener la atención de forma continua en las tareas o en los juegos lúdicas
  • aparentes problemas de audición
  • dificultad para seguir instrucciones
  • problemas de organización
  • desagrado y/o tendencia a evitar las actividades que requieren esfuerzo mental
  • tendencia a perder objetos, como juguetes, cuadernos o deberes escolares
  • dispersión y facilidad para distraerse
  • tendencia a los olvidos en las actividades cotidianas

2. De tipo hiperactivo-impulsivo, entre cuyos signos se incluyen los siguientes:

  • gestos o movimientos repetitivos que denotan nerviosismo o intranquilidad
  • dificultad para permanecer sentado
  • tendencia a correr o trepar de forma excesiva
  • dificultad para jugar tranquilamente
  • sensación de estar siempre “en marcha”
  • habla excesiva o descontrolada
  • lanzarse a responder preguntas de forma impulsiva sin haber escuchado completamente la pregunta
  • dificultad para esperar el turno o guardar fila
  • tendencia a interrumpir o a inmiscuirse

3. De tipo combinado, que incluye una combinación de los dos tipos anteriores y es el más frecuente.

Aunque puede ser un verdadero desafío educar a un niño con TDAH, es importante recordar que los niños que padecen este trastorno no son “malos”, no “intentan hacerse ver” ni se portan mal a propósito. Los niños diagnosticados con TDAH tienen dificultades para controlar su comportamiento, a no ser que reciban medicación y/o tratamiento conductual.

SINDROME DE ASPERGER, CONOCE LA ENFERMEDAD

PSICOSALUD BENIDORM. AUTISMO, SINDROME ASPERGER

 

¿Qué es el síndrome de Asperger?

El síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista (ASD) considera que en el “alto funcionamiento” extremo del espectro. Los niños afectados y los adultos tienen dificultad con las interacciones sociales y muestran un rango restringido de intereses y / o conductas repetitivas. El desarrollo motor se puede retrasar, dando lugar a movimientos motores torpeza o falta de coordinación. En comparación con los afectados por otras formas de TEA, sin embargo, las personas con síndrome de Asperger no tienen retrasos o dificultades en el lenguaje o el desarrollo cognitivo. Algunos incluso demostrar vocabulario precoz – a menudo en un campo altamente especializado de interés.

Los siguientes comportamientos son a menudo asociados con el síndrome de Asperger.Sin embargo, rara vez todos los presentes en cada persona y varían mucho en el grado:

 

• Las interacciones sociales limitadas o inadecuadas
Habla • “robótico” o repetitivo
• Desafíos en la comunicación no verbal (gestos, expresión facial, etc), junto con promedio superior a la media las habilidades verbales
• tendencia a hablar de sí mismo en lugar de otros
• incapacidad para entender los problemas sociales / emocionales o frases literales
• la falta de contacto con los ojos o la conversación recíproca
• obsesión específicos, a menudo inusuales, temas
• conversaciones unilaterales
• Movimientos torpes y / o gestos

PSICOSALUD BENIDORM. ASPERGER

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Asperger?

 

El síndrome de Asperger a menudo no se diagnostica hasta que el niño o el adulto comienza a tener serias dificultades en la escuela, lugares de trabajo o sus vidas personales. De hecho, muchos adultos con síndrome de Asperger reciben su diagnóstico cuando buscan ayuda para problemas relacionados como la ansiedad o la depresión.Diagnóstico tiende a centrarse principalmente en las dificultades con las interacciones sociales.

Los niños con síndrome de Asperger tienden a mostrar el desarrollo del lenguaje típico o excepcional, incluso. Sin embargo, muchos tienden a utilizar sus habilidades de lenguaje inadecuado o torpe en conversaciones o situaciones sociales como la interacción con sus pares. A menudo, los síntomas del síndrome de Asperger se confunden con los de otros problemas de comportamiento, tales como déficit de atención e hiperactividad (TDAH). De hecho, muchas personas afectadas por el síndrome de Asperger son inicialmente diagnosticados con TDAH hasta que se aclare que sus dificultades se derivan más de la incapacidad para socializar de una incapacidad para enfocar su atención.

Por ejemplo, una persona con síndrome de Asperger pueden iniciar conversaciones con otras personas por extensamente sobre hechos relacionados con un tema particular de interés. Él o ella puede resistirse a discutir cualquier otra cosa y tienen dificultad para permitir que otros hablen. A menudo, no se dan cuenta de que otros ya no se escucha o se siente incómodo con el tema. Ellos pueden carecer de la capacidad de “ver las cosas” desde la perspectiva de la otra persona.

Otro síntoma común es la incapacidad para entender la intención detrás de las acciones de otra persona, palabras y comportamientos. Así, los niños y adultos afectados por el síndrome de Asperger puede perder el humor y otras implicaciones. Del mismo modo, no puede responder instintivamente a estos “universales” señales no verbales, como una sonrisa, fruncir el ceño o “ven aquí” el movimiento.

Por estas razones, las interacciones sociales puede parecer confuso y abrumador para las personas con síndrome de Asperger. Las dificultades para ver las cosas desde la perspectiva de otra persona puede hacer que sea muy difícil de predecir o comprender las acciones de los demás. No podrán retomar lo que es o no es apropiado en una situación particular. Por ejemplo, una persona con síndrome de Asperger pueden hablar en voz muy alta al entrar en un servicio en la iglesia o en una habitación con un bebé dormido – y no entender cuando “callar”.

Algunas personas con síndrome de Asperger tienen una manera peculiar de hablar. Esto puede implicar hablar demasiado alto, con voz monótona o con una entonación inusual. También es común, pero no universal, para las personas con síndrome de Asperger tienen dificultad para controlar sus emociones. Pueden llorar o reír con facilidad o en momentos inadecuados.

Otro común, pero no universal, es un signo de torpeza o retraso en las habilidades motoras. Como los niños, en particular, pueden tener dificultades en el patio porque no pueden atrapar una pelota o entender cómo hacer pivotar en las barras pesar de los intentos de sus compañeros repetidas para enseñarles.

PSICOSALUD BENIDORM. ASPERGER

No todas las personas con síndrome de Asperger mostrar todos estos comportamientos.Además, cada uno de estos síntomas tiende a variar ampliamente entre los individuos afectados.

Es muy importante tener en cuenta que los desafíos presentados por el Síndrome de Asperger son muy a menudo acompañada de regalos únicos. De hecho, una notable capacidad para el enfoque intenso es un rasgo común.

¿Qué tipos de servicios y apoyos están ahí para que las personas afectadas por el Síndrome de Asperger?

No existe un tratamiento único o el mejor para el síndrome de Asperger. Muchos adultos con diagnóstico de síndrome de Asperger encontrar  la terapia más útil en el aprendizaje de habilidades sociales y de autocontrol de las emociones, obsesiones y comportamientos repetitivos.

Programas de apoyo educativo y social de los niños con síndrome de Asperger generalmente enseñará paso en habilidades sociales y adaptativas a paso con actividades altamente estructuradas. El instructor puede repetir ideas o instrucciones importantes para ayudar a reforzar las conductas más adaptativas.Muchos de estos programas también incluyen capacitación de los padres para que las lecciones se puede continuar en la casa. Al igual que los adultos, muchos niños encuentran la terapia cognitivo-conductual ayuda.

Los programas grupales pueden ser particularmente útiles para el entrenamiento en habilidades sociales. Terapia del habla y lenguaje – ya sea en grupo o individualmente con un terapeuta también puede ayudar con habilidades de conversación. Muchos niños con síndrome de Asperger también se benefician de la terapia ocupacional y física.

La mayoría de los expertos cree que las intervenciones anteriores se han iniciado, mejor será el resultado. Sin embargo, muchas personas que reciben su diagnóstico en la edad adulta dar grandes pasos mediante el acoplamiento de su nueva conciencia con el asesoramiento.

Además de las intervenciones conductuales, algunas personas afectadas por el síndrome de Asperger son ayudados por medicamentos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), los antipsicóticos y los estimulantes para tratar problemas asociados, como la ansiedad, la depresión y la hiperactividad y el TDAH.

Con el aumento de la auto-conciencia y la terapia, muchos niños y adultos aprenden a hacer frente a los retos del síndrome de Asperger. La interacción social y las relaciones personales pueden quedar difícil. Sin embargo, muchos adultos afectados por trabajar con éxito en los principales puestos de trabajo, y algunos hacen grandes contribuciones a la sociedad.

¿Cómo ha sido la comprensión del síndrome de Asperger evolucionado?

En 1944, un pediatra austriaco llamado Hans Asperger describió cuatro pacientes jóvenes con similares dificultades sociales. A pesar de su inteligencia parecía normal, los niños carecían de habilidades no verbales de comunicación y no pudo demostrar empatía con sus compañeros. Su manera de hablar era inconexa o demasiado formal, y sus intereses lo absorbe todo en temas estrechos dominado sus conversaciones. Los niños también comparten una tendencia a ser torpe.

 

Las observaciones del Dr. Asperger, publicadas en alemán, sigue siendo poco conocida hasta 1981. En ese año, el médico Inglés Lorna Wing publicó una serie de estudios de casos de niños con síntomas similares. Wing escritos sobre el “síndrome de Asperger” fueron ampliamente publicados y popularizados. En 1994, el síndrome de Asperger se añadió a la cuarta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-4), libro de referencia de diagnóstico de la American Psychiatric Association.

No puede haber una considerable superposición en los síntomas de diagnóstico de Asperger y el de otras formas de TEA en niños y adultos que tienen una inteligencia normal y no hay retraso significativo del lenguaje. El llamado “autismo de alto funcionamiento” y Asperger comparten retos similares síndrome y se benefician de los métodos de tratamiento similares.

En los últimos años, autores tan alto perfil y oradores como JOHN ELDER ROBIN y el científico de animales Temple Grandin han compartido sus historias de vida con el síndrome de Asperger. Al hacerlo, han ayudado a aumentar la conciencia de los retos asociados y habilidades especiales.

Síndrome de Asperger y auto-defensa

 

Muchas personas afectadas con el síndrome de Asperger se enorgullecen de sus habilidades especiales. Algunos se ofenden ante la sugerencia de que su autismo tiene que ser “curado”.

 

Sr. Robinson describe elocuentemente su opinión sobre el autismo más amplio movimiento de autodefensa en el siguiente extracto de UN ART. que escribió en Psychology Today.

“El autismo es un trastorno de la comunicación, con una amplia gama de afectar.Autismo algunas personas les hace excéntrico y geek. Otras personas no pueden hablar en absoluto, como resultado de una mayor discapacidad autista severo.

Por lo tanto, en el mundo del autismo, parte de la población es capaz de lo que algunos denominan auto-apoyo, mientras que otra parte no lo es. No debería ser ninguna sorpresa que esos grupos tienen deseos y necesidades muy distintas. Esa falta de unidad de la necesidad y propósito es una cuestión fundamental que debemos abordar.

En el fondo, la autodefensa no es nada más que hablar para conseguir lo que quieres.Todo el que comunica lo hace, todo el tiempo. Nos auto-defensor cuando le pedimos para los distintos cursos en la universidad. Nos auto-defensor cuando pedimos una silla con un soporte lumbar en el trabajo. 

Usted puede creer que sus problemas de comunicación propios se reducirá si la gente alrededor de usted está dispuesto a cambiar su estilo de compromiso para recibirlo, o usted puede pedir que disculpar algunas de sus expresiones, que de otro modo podría ser ofensivo o inaceptable.

Esos son ejemplos de lo que llamamos auto-defensa, ya que el altavoz está pidiendo lo que cree que necesita para tener éxito. “

TERAPIA MUSICAL ¿QUE ES Y PARA QUE SIRVE?

La terapia musical dio resultados científicamente comprobados en el año de 1930, en la ciudad de Nueva York, entonces a partir de ahí se da el siguiente concepto terapéutico:

La acción que emplea la música es una función eficaz adecuada a la terapia que trabaja sobre el sistema nervioso y en las crisis emocionales, aumentando o disminuyendo las secreciones glandulares, activando (o disminuyendo) la circulación de la sangre y regulando la tensión arterial.
La música se introduce en nuestra mente y en nuestro organismo a traves de la creación de emociones. Cualquier pieza musical puede influir ya sea de manera negativa o positiva, tanto puede causarnos depresión, angustia, estrés, ansiedad o ira, como puede relajarnos, causarnos alegría o equilibrio psíquico. No hace falta saber de música para saber como actua cualquier pieza en nuestro organismo, basta con sentir que tipo de emociones despierta en nosotros. Las emociones negativas liberan sustancias químicas en nuestro organismo que obstaculizan su funcionamiento, las emociones positivas liberan sustancias positivas que colaboran a su buen funcionamiento.
La música interviene dentro de nosotros, de nuestra mente por medio de vibraciones naturales que participan en cualquier tipo de materia. Estas vibraciones se filtran en nuestra mente y a su vez ésta envía la orden afectando a nuestro organismo. Por lo general, la música puede curar daños como desequilibrios nerviosos, influye sobre el corazón y los pulmones, y más allá de cualquier enfermedad, también actúa eficazmente sobre casos de alcoholismo, tabaquismo, drogas y hasta la prevención de suicidios.

  •  Acción de la Música en el Organismo:

    La música posee la capacidad de estimular o reprimir funciones del organismo. También dispone de un tipo de lenguaje que es imposible convertir en palabras. Es un lenguaje único que solamente se puede interpretar por medio de la energía y la vibración, si nosotros no tenemos este conocimiento en conciencia, nuestra mente y nuestro cuerpo si, nuestro espíritu también, así que basta una pieza musical para que mente, cuerpo y espíritu actúen solos.
    Por eso, más allá del misticismo y la espiritualidad, se encuentra la ciencia, la cual ha adoptado a la música como una forma de curación en los tratamientos de psicoterapia moderna.
    Los cuatro tratamientos más utilizados en la terapéutica musical son:

*La audición pasiva.
*La audición activa.
*La interpretación.
*La labor creadora.


La Música y las Emociones:

El principal valor terapéutico de la musicoterapia reside en su influencia sobre las distintas emociones y ejerce efectos sobre el metabolismo, la presión el pulso y el volumen sanguíneo, la energía muscular, la respiración y las secreciones internas.

TERAPIA MUSICAL EN PSICOLOGÍA. PSICOSALUD BENIDORM

La terapia musical puede utilizarse para despertar la atención y prolongar la duración de la misma, así como para estimular las facultades de asociación y la potencia imaginativa y también es excelente para producir escapes socialmente aceptables que influye en la persona estimulando la confianza en sí misma.
La Música y la Mente:

La música incorpora ayuda ante las depresiones psíquicas, el insomnio y la tensión nerviosa y sobre todo, desvía la atención del paciente a disminuir su angustia.
Nos permite despertar el sentido de unidad, de integración social, ayudándonos a comprender y aceptar las ideas ajenas.
Pero la música es mucho más que una terapia, ya que esta consigue lo que difícilmente adquirir por medio directo de la ciencia o las religiones, la música eleva el nivel emocional de la mente humana, proyectándola al infinito.
Este tipo de terapia también tiene sus limitaciones, y no hay reglas establecidas, es decir, una pieza musical que puede ser de beneficio para una persona, puede ser perjudicial para otra. La terapia musical no tiene efectos secundarios si se aplica profesionalmente dentro de la medicina.


Fines de la terapia musical:

– Se puede utilizarse para despertar la atención y prolongar la duración de la misma, así como para estimular las facultades de asociación y la potencia imaginativa.
– Incluso es excelente para producir escapes socialmente aceptables que influyen en la persona estimulando la confianza en sí misma.